Euro Cotton > Blog > ¿Sabes de qué está hecha tu ropa?

¿Sabes de qué está hecha tu ropa?

En las etiquetas de la ropa también viene información importante, la cual no debemos de pasar a la ligera; la composición.

La composición nos indica de qué fibras está hecha cualquier prenda que compremos y además es obligatorio que se incluya esta información.

Es fácil reconocer las fibras vegetales; algodón, lana, lino… y si uno piensa en cómo se producen estos materiales es sencillo entender sus procesos y orígenes. Pero no pasa lo mismo con las fibras artificiales o las sintéticas.

Hay que aclarar que no es lo mismo una fibra artificial que una fibra sintética. La diferencia es que las fibras artificiales son fabricadas utilizando materia prima natural como por ejemplo madera, celulosa, proteínas lácteas, etc. Las fibras sintéticas son aquellas obtenidas a partir del petróleo.

Entre las primeras encontramos por ejemplo el rayón, la viscosa, el modal o el Lyocell; mientras que en las segundas encontramos el poliéster, el acrílico o el tergal.

Las fibras naturales ofrecen la ventaja que permiten una correcta transpiración del cuerpo, siendo especialmente adecuadas para el calor, además de que tejidos como la lana son perfectos para el frío por su capacidad para aislar el calor del cuerpo. Pero tienen sus desventajas, pueden ser menos resistentes, difíciles de teñir o tienen un cuidado complicado (como por ejemplo en el caso de la lana).

Camiseta 100% algodón

Por su parte las fibras artificiales suelen mantener muchas de las ventajas de las fibras naturales, generalmente resultan más fáciles de teñir y permiten más variedad a la hora de contar con diferentes tipos de acabados.

Una opción bastante habitual es la mezcla de fibras. Cuando en una prenda vemos, por ejemplo, “60% algodón, 40% poliéster” significa que las fibras se encuentran mezcladas en esa proporción con la intención de conseguir las ventajas de ambas y evitar sus inconvenientes. Otra mezcla muy típica es la de algodón con elastano (comúnmente conocido como licra) que permite que las prendas se adapten mejor al cuerpo sin perder las ventajas de la fibra natural.

¡Ves es muy fácil poder tener en cuenta siempre de qué materiales están hechas nuestras prendas para poder conseguir comodidad y frescura!